3 Maneras Infalibles (y rápidas) para Evitar el Desgaste Laboral
Ruben L. Jaimes febrero 7, 2019

3 Maneras Infalibles (y rápidas) para Evitar el Desgaste Laboral

Cultura laboral en México

No es precisamente un orgullo decir que en México tenemos una pésima cultura laboral, podemos empezar mencionando al jefe que, inocentemente, cree que mayor carga de trabajo es igual mayor productividad; o a los trabajadores que piensan que salir después de su hora establecida es sinónimo de profesionalismo. Hay muchísimas ideas de este estilo que están provocando una contracultura de trabajo, que afectan directamente el desempeño del empleado, tanto profesional como emocional.

Visita nuestro Instagram: @consultoriamondragon

 Hay quienes consideran al trabajo como su segunda casa, a sus compañeros como una segunda familia, de hecho los teóricos organizacionales, opinan que nuestro trabajo, a la larga se convierte es nuestro principal motor de vínculos sociales. Si esto de verdad es así, ¿Por qué las personas abandonan sus trabajos?  La respuesta está en el desgaste laboral, el peor enemigo para conservar un equipo de trabajo, es por eso que hoy te damos 3 tips para erradicarlo.

1.- Desconéctate del trabajo cuando terminas tu trabajo.

¿Cuántos de ustedes trabajan fuera de sus horas laborales? Ya sea después de su jornada estipulada o hasta en fines de semana. Un empleado se desgasta al invertir su poco tiempo libre en enviar y recibir correos o finalizando proyectos. Hay casos de personas cuyo trabajo fue tan metastásico que afectó sus relaciones personales y familiares.  Es un hecho que este comportamiento también afecta la productividad del empleado, pues cada persona necesita tiempo para sí misma, porque hasta una computadora se da su tiempo para actualizarse.  ¿El trabajo es importante? , ¿requiere nuestro tiempo y esfuerzo? también, pero eso NO significa dejar que se nos vaya la vida en ello.

2.- Entiende que no todo es urgente.

Uno de los conceptos más divertidos a la hora de reclutar, es encontrar, en las vacantes publicadas o en los CV de los candidatos, “trabajo bajo presión” como una “habilidad”. Primero, de habilidad nada, quien me diga que “trabajar bajo presión” es una habilidad o competencia laboral, me temo que le faltan ambiciones en la vida, pero en fin, a lo que nos atañe. En el mundo laboral, muy afortunadamente, los pendientes JAMÁS se terminan. (Si tu corazón dio un pequeño salto cuando leíste que es una fortuna tener pendientes siempre, creo que eres parte del problema que intentamos erradicar aquí). Verás, es una fortuna tener pendientes siempre, porque si no, estaríamos desempleados, piénsalo así, si no hay nada pendiente, no tendríamos trabajo y básicamente nuestra contratación sería innecesaria. Ahora, ya que tenemos claro que tener pendientes no es maloagobiarse por ellos sí que lo es. Vivir con un sentido de urgencia y creer que todo es para ayer, afecta directamente al cerebro, que (por anatomía básica) terminará afectando al cuerpo. Esto no quiere decir que te tardes un día completo haciendo algo que puedes hacer en dos horas, o que tardes un mes en hacer algo que puedes hacer en dos semanas, se trata de darle a cada tarea su tiempo y espacio. Es la manera más eficaz para ser productivo, recuerda, si todos los pendientes fuesen necesarios para hoy, tu contrato sería de un día.

3.- No hagas cosas para las que no eres bueno.

Así, a simple vista, este punto puede causar un poquito de polémica. Por un lado habrá quién me diga que esto es fomentar el conformismo, porque estoy diciendo que no hay que esforzarse para adquirir habilidades nuevas. Por otro lado, estará quién me diga que cuando un jefe le pide hacer algo, lo tiene que hacer sí o sí, que no hay libre albedrío en esta situación.

No, gente, nada de eso. De hecho, este punto va más enfocado a los superiores que a los subordinados, y en realidad es más sencillo de lo que parece. Simplemente aprovecha las fortalezas de cada empleado, asigna proyectos adecuados a cada uno, y verás cómo la productividad se dispara, pues cada quién estará enfocado en lo que sabe hacer, y no perdiendo el tiempo con cosas para las que simplemente no es bueno. Insisto, este punto no se trata de no exigirse o de no intentar de superarse para lograr algo que antes no podías, para ilustrarlo mejor, y que entiendas por dónde va, podemos usar este famosísimo ejemplo; “Pídele a un pez que escale un árbol”.

En fin, cada quién tiene su manera de sentir plenitud con su vida y con su trabajo, depende de ti encontrar qué te hace sentir bien y qué no. Estos tips te ayudarán mucho a nivel emocional para incrementar tu eficacia, si tienes algún comentario no dudes en hacerlo, pero no sin antes compartir el artículo con tus colegas.

También te recomiendo

2 Tecnologías que toda Empresa debe tener en 2019

¿Crees que te puedes autocapacitar?

               

Para seguir obteniendo información como ésta, noticias y artículos interesantes, suscríbete a nuestro Blog.

 

Deja tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *