7 pasos para hablar en público
Alejandra Mendoza enero 12, 2018

¿Hablar en público? Parece una acción muy sencilla, pero sabías que en la actualidad es una de las dificultades que aún grandes empresarios presentan, pero… ¿Quieres saber como poder controlar el miedo a hablar frente a muchas personas?

El día de hoy te dejamos 7 consejos que te ayudarán a enfrentar el miedo a hablar en público.

 

1. Piensa: ¿A qué le tienes miedo?

 

¿A hacer el ridículo, a que se rían de ti, a tartamudear, a perder prestigio profesional? Son cosas que nunca pasan. ¿A cuántas personas conoces a las que hayan despedido de su empresa por no hablar bien en público?

Si tu miedo es a quedarte en blanco, lleva notas, si es a que no te funcionen los medios audiovisuales, lleva un plan B, es decir, si se trata de cosas que realmente pueden pasar, toma las medidas necesarias para reducir esa posibilidad al mínimo.

 

2. Gánate a la audiencia con una buena introducción

 

Los primeros segundos son muy importantes para causar una buena impresión:

  • Preséntate para hablar en público (si no lo ha hecho ya otra persona) con un par de frases que te sepas de memoria.
  • Busca una frase o cita ingeniosa que tenga que ver con el tema: así rompes el hielo y consigues la atención de todos.
  • Si no te sientes capaz, puedes utilizar un video como introducción, así los primeros minutos no tienes que hablar y tus nervios se irán calmando sin que te des cuenta.

La introducción, elijas la modalidad que elijas, tendrás que ensayarla un montón de veces, es la mejor forma de que salga bien.

3. Cuanto mejor te lo sepas, menos nervios tendrás

 

Si es un tema que dominas, mejor.

Además, ensaya y visualízate haciendo la charla. La visualización, según estudios realizados con deportistas funciona, en gran medida, como el entrenamiento.

 

4. Si te da un ataque de pánico en medio de charla

 

Respira, mira tus notas, bebe agua y sonríe.

Luego retoma tu charla a un ritmo lento. Verás como en seguida todo vuelve a fluir.

5. “Antes muerta que sencilla”

 

No digas frases del tipo: “Ay qué nervioso estoy” (ni siquiera cuando llames a la radio) o “Me he perdido” o “Me he equivocado”. ¡No! Si te pierdes, te equivocas o estás nervioso, te lo callas, es muy probable que un porcentaje altísimo de la audiencia no se haya dado ni cuenta, ¡no se lo hagas notar tú!

 

6. Engáñate a ti mismo. ¡Funciona!

 

La audiencia no suele notar los nervios del ponente, o los nota mucho menos que él mismo, por tanto: olvídate de ellos, haz como si no existieran. Parecerá una tontería pero es el mejor remedio contra los nervios. ¿Que te tiembla la voz? Ni caso, ya se pasará. ¿También te tiemblan las manos? Las colocas un rato en la espalda y sigues como si nada. Piensa que no estás nervioso, solo estás PREPARADO, con la adrenalina suficiente para que salga todo rodado.

 

7. Y pase lo que pase, ¡sonríe!

 

Piensa que la gente está ahí porque le interesa el tema, por lo que, aunque estés algo nervioso no les va a importar si lo que dices es interesante, así que por favor ¡sonríe! Somos mucho más benevolentes con una persona que sonríe.

 

 

 

A hablar en público se aprende hablando en público, por eso, cada vez que tienes que hacerlo, es una oportunidad para mejorar. ¡Aprovéchala!

 

 

 

Suscríbete a nuestro Blog

 

Suscríbete

Deja tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *