¿Tus pagadores son impuntuales?
Ruben L. Jaimes agosto 15, 2018

Como ya he mencionado anteriormente, los ingresos de una empresa, son el equivalente al alimento para nuestro cuerpo. lo que se puede traducir en que sin dichos elementos, el organismo no podría funcionar.

Muchas veces, el declive de una empresa, no es 100 % responsabilidad de la empresa, de su producto o su servicios, sino la impuntualidad de pagos. Siguiendo la metáfora, sólo piensa en lo que pasa con tu cuerpo toda vez que pasas mucho tiempo sin comer; exacto, se descompensa. Lo mismo pasa con nuestra empresa, quizá no lo sepas, pero el retraso de pagos te hace perder más dinero del que piensas.

“La morosidad es el peor enemigo de un agente de cobranza”

Para ser justos, la impuntualidad por parte de nuestros clientes puede ser por diversos motivos. Puede ser por que el pagador no cuenta con los recursos necesarios para pagarte, por descuido, porque sus superiores no han autorizado el pago, y, hay que decirlo, por irresponsabilidad. Uno de los motivos más frecuentes, es porque nuestros clientes no ven nuestros correos y avisos, o, en el peor de los casos, “se hacen de la vista gorda”. Esto habla muy mal de una persona, pero en fin, los asuntos socio-morales los dejamos para después.

Lo que aquí nos interesa es el por qué de la morosidad “intencionada”, es decir, la que proviene de aquellos clientes que, saben; deben pagarnos y aún así no lo hacen, o esperan al tan temido “cierre mensual”. La morosidad intencionada es la resulta de tener tantos años con un mismo modelo y estructura de cobranza, o en otras palabras, es la resulta del factor humano. Piénsalo así, si una persona es capaz de dejar pasar un pago que debe, es porque la persona responsable de cobrar, también fue capaz de dejarlo pasar.

Automatiza tu proceso de cobranza

Automatizar el proceso es la clave. Creo que no hace falta decir que la tenología está presente en cada aspecto de nuestra vida, ayudando a facilitarnos prácticamente todo. Implementar un sistema de cobranza, con inteligencia artificial, es lo necesario para terminar con la morosidad intencionada. Pero no me creas a mí, creele a tus cobros.

Para seguir obteniendo información como ésta, noticias y artículos interesantes, adquiere una suscripción gratuita a nuestro blog.

Deja tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *